Espera

Share on facebook
Share on whatsapp

Aveces en lugar de buscar el tiempo de Dios; tenemos prisa por tomar una decisión y avanzar, por eso debemos prestar atención a las palabras de este Salmo.

“Aguarda a Jehová; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Jehová.” Salmos 27:14

 El tiempo de Dios no es solo bueno;  es perfecto.  Siempre es correcto, Él es omnisciente y sabe todas las cosas en el pasado, presente y futuro.  El Señor ve todos los aspectos de nuestras vidas, incluidas nuestras necesidades y deseos.  En su gran sabiduría, entiende lo que es mejor para nosotros.  Su horario divino para nuestras vidas siempre es perfecto y logra sus buenos propósitos.

 Por el contrario, a menudo tenemos prisa por obtener lo que queremos.  Como poseemos conocimiento y comprensión limitados, debemos orar sobre la situación y esperar a que Dios abra el camino que tiene para nosotros.  Pero en nuestra prisa por avanzar, a menudo tomamos grandes decisiones sin pedirle al Señor que nos muestre su momento perfecto en el asunto.

Mas yo a Jehová miraré, esperaré al Dios de mi salvación; el Dios mío me oirá. – Miqueas 7:7

 Sin embargo, Dios ha provisto todo lo que necesitamos para obedecer su voluntad.  Cuando nos salvó, nos dio su Espíritu para estar con nosotros para siempre.  Una de las tareas del Espíritu Santo es guiarnos de acuerdo con la voluntad y la Palabra de Dios.  Nos advierte sobre las direcciones incorrectas y nos anima a hacer lo correcto porque no somos suficientes en nosotros mismos para tomar decisiones acertadas.

 Cuando Dios dice “Espera“, eso es exactamente lo que quiere decir que hagamos.  Por lo tanto, debemos aprender a escucharlo y seguir Sus instrucciones en lugar de tratar de descubrir un curso de acción y seguir adelante.  Si nos acostumbramos a escuchar a Dios durante toda nuestra vida, entonces estaremos listos para escucharlo cuando necesitemos dirección en situaciones urgentes.  

El Señor promete en Su Palabra que contestará la oración y dirigirá nuestro camino, pero a veces debemos esperar a que Él nos muestre el camino.  Aunque es posible que queramos la respuesta de inmediato, Dios en su omnisciencia amorosa sabe lo que es mejor para nosotros ahora y mañana porque su perspectiva es eterna.

Oh Jehová, de mañana oirás mi voz;De mañana me presentaré delante de ti, y esperaré. – Salmos 5:3



Steven Salas Murillo

¡Simplemente relájate y deja que Dios sea Dios!

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on email
Email